[google083ebf376563d5ac.html] Modelar en la Empresa - Modelling in Business con DBM: Mitos y Metáforas 1. La Falacia 7 38 55 o lo que no quiso decir Mehrabian

26/1/09

Mitos y Metáforas 1. La Falacia 7 38 55 o lo que no quiso decir Mehrabian

La Falacia Mehrabian (a.k.a. la Regla Mehrabian o la regla 7-38-55)

He tenido ocasión una vez más de encontrarme con este ya clásico mito.

Lo que llamo "La Falacia Mehrabian" viene del excelente trabajo de Albert Mehrabian, Profesor Eméritus de la UCLA en psicología. Es un psicólogo cuyo trabajo es riguroso y muy respetable y lo que digo aquí no tiene nada que ver ni con él ni con su trabajo, sino del (mal) uso que habitualmente se hace de él.

Lo que se suele leer es algo parecido a esto

"el psicólogo Albert Mehrabian (a veces se deletrea Mahrebian o Marabian y a veces ni siquiera se cita) realizó un estudio en que se descubrió que solo el 7% de lo que comunicamos lo hacemos con palabras. Del resto, un 38% es tono de voz y un 55 % gestos y "lenguaje corporal"" En algunas versiones viene un triángulo dividido en segmentos de 7, 38 y 55 por cien en otras no. En algunas se habla de 38% de "emocionalidad" y 55% "corporalidad" lo cual ya es rizar el rizo de absurdez.

Claro que  esas cifras 38 y 55 suenan como muy precisas - tiene que ser "científicas" - y distraen la atención de la necedad de la afirmación: "solo el 7% de lo que comunicamos lo hacemos con palabras". Es muy poco. Poquísimo si pensamos entonces en todo este tiempo y espacio y dinero desperdiciado en libros, tertulias, bibliotecas, periódicos por no decir nada del internet. Por no decir nada de todos los protocolos e instrucciones y comunicación precisa en situaciones de riesgo. Por no decir nada del "arte de la conversación". Es cierto que las palabras no son, ni mucho menos, lo único que empleamos para comunicarnos - pero ¿solo el 7%?

Lo que resulta fascinante es que Mehrabian nunca lo dijo. Ni eso ni nada por el estilo.

Si lees su trabajo está claro que no lo dijo. Incluso en su propia página web y en "wikipedia" (versión en inglés por lo menos) afirma categóricamente que no lo dijo y que la llamada regla 7 38 55 o "regla Mehrabian" no son conclusiones válidas - o siquiera lógicas - a partir de su trabajo.

Mehrabian hablaba de comunicación AFECTIVA (es decir comunicacion de sentimientos y afecto) - en gran parte lo que en DBM modelamos como "emisión" y "transmisión" más que "comunicación" propiamente dicho. No de hablaba de comunicación efectiva (es decir comunicación de efectos. También hacía referencia a casos de ambigüedad.

"E pur si muove". El no dijo ni tenía intención de decir lo que en numerosos lugares se le atribuye. Además él y otros han dicho claramente que la regla 7 38 55 tal como se intenta utilizar es un sin sentido. Y aún así el mito se propaga. Y se sigue propagando.

Lo que es curioso también es que nadie (por lo menos así lo creo) lo repite con malas intenciones - solo por la máspura ignorancia. También es curioso - y en cierto sentido "típico" - que la versión mítica pudo más - mucho más - que la original.

También es cierto si tomas la versión mítica como certera y actuaras en consecuencia probablemente prestarías muy poca atención a las palabras - una de las herramientas principales del ser humano - y mucho más a los gestos, el físico, los tonos.

Recuerdo el fuerte sentido de aburrimiento que a veces me embargaba de adolescente y de joven adulto en las discotecas - donde el propio ruido de fondo hacia imposible más que una atención muy somera a las palabras por otra parte soltadas a grito limpio para poderse abrir hueco entre los decibelios. Claro que entonces aumentaba la atención al físico, al "lenguaje corporal"...

Me acuerdo también de los tremendos errores que cometía - y que cometían las chicas conmigo -  normalmente descubiertos al día siguiente junto con la resaca.

Probablemente 7 38 55 sería más o menos una descripción de mi atención de adolescente, de caza, en ambientes discotequeros o incluso de cualquier persona de fiesta o de copas con amigos. Sin embargo no lo sería de, por ejemplo, un científico investigando, estudiante aprendiendo o adulto profesional con trabajo que hacer o situaciones dificiles que organizar. Ni tampoco, ya que estamos, para leer esta entrada de blog.