[google083ebf376563d5ac.html] Modelar en la Empresa - Modelling in Business con DBM: febrero 2009

24/2/09

Habilidades o Competencias

El modelo de competencias disfruta de una popularidad tremenda hoy día. Se ha desarrollado mucho más allá de lo que perseguía McClelland en su artículo seminal "Testing for Competence Rather than Intelligence" (1973). Él proponía la utilidad de poder medir algun comportamiento actual que sirviera para predecir el probable rendimiento en el futuro. Es decir ¿qué podemos medir en el alumno que nos permita predecir como será como profesional? Evidentemente la noción de "inteligencia" presentaba graves problemas "competencia" parecía mucho más realista como noción.

Donde tuvo un éxito inmediato la noción de "competencias" fue en la formación profesional a niveles básicos. Esto tiene su lógica. Lo que se pedía era establecer "standards" mínimos para poder certtificar a alguien como competente como electrecista, fontanero o soldador.

El modelo es atractivo y muy funcional a este nivel. Permite estandarizar y formalizar de una manera imposible anteriormente. Con el auge de la informática y la proliferación de la necesidad de formación en procedimientos a veces complicados pero básicamente mecánicos también se extendió más todavía (además con un caché de modernidad y complejidad que produce la tecnología para algunas personas).

Luego se intenta aplicar a habilidades de nivel superior (y no lo digo por esnobismo intelectual o por indicar que son de alguna manera "mejores" que las otras sino que son habilidades que a su vez organizan otras habilidades) como gestión, dirección, planificación, y el resultado ya no es el mismo. Ocurre lo mismo cuando se intenta aplicar a las habilidades de pensar, organizar, investigar, modelar, crear conceptos necesarios a nivel universitario en muchas asignaturas.

Una de las dificultades es que no se quieren directivos o científicos meramente "competentes". Queremos directivos y científicos buenos, y muy buenos, de altímisa calidad. Un modelo que parte de la noción de marcar la casilla competencia si/ no, no puede ayudar. Habilidad superior ni es ni puede ser reducido a una cuestión mecánica. Es más y requiere más.

El modelo DBM de habilidades y de aprendizaje experiencial proporciona precisamente el nivel de organización que falta en el modelo de competencias con resultados claremente medibles pero no mecánicamente organizados.

1/2/09

Por qué los directivos deben leer a Shakespeare

En la última edición del Programa Internacional de Coaching de la AECOP en la que tengo el placer y privilegio de ejercer de Director de Módulo y profesor me encuentro con un alumno - Enrique González - que, al margen de participar muy activamente en un grupo ya de por si bastante activo, ha encontrado el tiempo de escribir lo que es más mucho más que un artículo sobre la utilidad de la apreciación de la literatura en la gestión. Y eso siendo él ingeniero de formación y profesión.

Se titula  así "Por qué los Directivos Deben Leer a Shakespeare" aunque de hecho cita a muchos más escritores que el Bardo del Avon.  

Me gustó y por tanto (aunque no tenga nada que ver directamente con la metodología DBM) le pedí permiso para incluirlo en el blog y en la página web nuestra.

Espero que te guste a tí también.

El link es http://www.sctsystemic.es/corporate-projects/articulos-relacionados-con-corporate-projects.htm