[google083ebf376563d5ac.html] Modelar en la Empresa - Modelling in Business con DBM: Mitos y Metáforas 4. No Puedes no Comunicarte

19/10/12

Mitos y Metáforas 4. No Puedes no Comunicarte

Este mito me encanta. Es seductor como pocos, suena tan plausible, "pulcramente axiomático" se podría decir.

Pero es falso. Lo afirmo: Es perfectamente posible no comunicarse. 

Cierto es que la noción está presente en muchos cursos de comunicación, libros, artículos y, por supuesto la "presuposiciones de la PNL tradicional. "Hagas lo que hagas" dicen "siempre estarás comunicando algo - aunque no quieras". Y luego empiezan que si lenguaje no verbal que si comunicación inconsciente que si siempre en contacto.

Pues no es así o, al menos, depende. Veamos. Elijo al azar un texto metiendo en Google "you can't not communicate" (no puedes no comunicarte). Me sale un libro de un tal David Grossman con ese título. Cito textualmente de la publicidad

Everything you do and say communicates SOMETHING. So not communicating is not an option.....
(Todo lo que haces y dices comunica ALGO. De modo que no comunicarte no es una opción...)

La idea no es difícil de pillar. Ahora mismo son las 21:30 y aquí estoy dale que te pego con el ordenador. ¿Estoy comunicando algo? Yo diría que sí, que algo del contenido de este post es un intento - al menos un intento - de comunicación.




Pero ¿hay algo más? "Pues sí" dirían algunos. "¿Por donde quieres que empecemos? Tu ropa, tu marca de aftershave, la casa donde vives, el hecho de que estés currando a esta horas, el hecho de que tengas tiempo y recursos para escribir estas chorradas etc."
Todo eso ¿dice algo de mi? ¿demuestra algo de mi? Pues sí - unas cuantas cosas. Que soy capaz de utilizar el ordenador (según lo que se entienda por "capaz" y "utilizar" claro). Que sigo, o al menos seguía, con vida a las 21:32 del lunes 9 de abril. Que prefiero un estilo casual de vestir. Que no tengo mejor cosa que hacer o que sí tengo mejor cosa que hacer pero valoro más lo que estoy haciendo. ¿Que prefiero trabajar de noche?

Si, es posible entender, desprender, identificar o fantasear todo esto y mucho más.

Entonces ¿todo esto - lo estoy comunicando?

Pues no. Es evidente que no lo estoy comunicando. De la ,misma manera que si uno se queda sin decir nada no está necesariamente "comunicando el hecho de que no quiere comunicarse".

Es más interesante, y más complejo que eso.

Un vez más "googleando" al azar, encuentro el siguiente texto en internet

"Es imposible no comportarse, la no conducta no existe. En una situación de interacción, toda conducta tiene valor de mensaje, es decir, de comunicación. Actividad o inactividad, palabras o silencio, siempre influyen sobre los demás con valor de mensaje, quienes también responden a lo que entendieron del mensaje.
 
También encuentro esta referencia a Gregory Bateson: 

"No se puede no comunicar. La comunicación es una característica humana esencial. Cuando se encuentran dos o más personas están en comunicación."

Cuadra con la experiencia de la mayoría de la gente. Te encuentras con una o más personas y respondes, aunque sea sútilmente, a ella(s) y ella(s) responderá(n) a ti. Hay mensajes y mensajes son comunicación ¿no?

Pero claro, se podría decir algo bastante parecido de los pulpos o los perros en el sentido de que cuando se encuentran dos o más serán conscientes los unos de los otros. Se responderá los unos a los movimientos, u otras diferencias (olores por ejemplo o sonidos) del otro.

¿Están por tanto comunicándose?

Pues diría que no. No en un sentido que pretenda distinguir entre interactuar (lo que hace por ejemplo una avalancha y un bosque) y comunicar.

Lo que estoy comunicando lo estoy haciendo a ti y posiblemente ni eso si no me das evidencia fidedigna de haberme entendido.

Y todos esos significados de antes ¿no los estoy comunicando? La verdad es que no. Es cierto que hay significado allí. En potencia hay mucho. Más quizá de lo que quiero pensar. Podría bajar aquí mi pareja y preguntarme si tengo la intención de trabajar toda la noche. Podría entrar aquí un informático y preguntarme si voy a aprender alguna vez a utilizar el Linux como dios (o DOS) manda. Los dos estarían entendiendo cosas a partir de lo que hago. Pero eso es su capacidad de juzgar - yo no lo estoy comunicando.

Si distinguimos entre lo que se puede desprender de mi (lo que emito y puede ser captado por alguien con la capacidad de disntiguirlo), lo que generalmente estoy expresando (lo que transmito como parte de mi manera de estar en el mundo) y los mensajes específicos que quiero que ciertas personas o grupos de personas reciban de cierta manera (y que, además, puedo hacer cosas directa o indirectamente para que esto ocurra y además de eso tengo una forma de medir los resultados), está claro que no toda la información que se desprende de mi es información que comunico.

Y eso de "actividad o inactividad palabras o silencio. Todo influye sobre los demás con valor de mensaje". ¿Es así? Maticemos un poco. Bateson dice que no hacer algo puede ser un acto de comunicación. Según esta idea, la declaración del IRPF que no hago comunicará algo a Hacienda o el email (el habla de cartas pero aquellos fueron otros tiempos) que no envio a mi madre comacunicará algo a ella. ¿Es así?

Evidentemente será significativa para la Hacienda Pública la ausencia de mi Declaración de la Renta al igual que lo será para mi madre mi no email. Pero es diferente si lo hago adrede o no. Si quiero comunicar "desobedencia civil" a Hacienda puede que tome la decisión calculada de no enviar mi IRPF pero aún así sería insuficiente para evitar ambigüedades. Ocurriría lo mismo con mi made si se me ocurriera no enviarle un email para que supiera que soy una persona independiente y muy ocupada. Las ambigüedades podrían dificultar la situación mucho más allá de mis deseos. Sería más o menos efectivo en cada caso. Pero sería muy diferente que si mi omisión fuera por mero olvido. Allí no estaría comunicando aunque podría estar dejando abierta la posibilidad de que se desprendiera.

"Y ¿qué más da?" podrías decir "llamemoslo comunicación o no es información que está allí". Pues da bastante más. Tomemos el caso (lamentablemente bastante común) de un asalto sexual o peor. El acusado en su defensa alega que la víctima "lo estaba pidiendo a gritos" por su manera de vestir. De ninguna manera. Tu forma de vestir puede expresar generalmente o transmitir algo al mundo pero no es un mensaje específico ni especificamente dirigido a nadie.

Claro que la ambigüedad es, en si, muy importante aquí. Especialmente en situaciones donde el posicionamiento importa mucho: juegos de ligue, por ejemplo, o gran parte de la política, la ambigüedad es una parte importante de la relación.

Lo que haces y lo que transmites tiene mucho que ver con la credibilidad de la comunicación por supuesto. Un chiste contado (o "explicado" en Catalan, ironía que me encanta) sin gracia es dificil de apreciar mientras uan persona que emite y transmite "encanto y gracia" puede darle un toque de humor a la lectura de la guía telefónica. De forma similar "saber mandar" o "tocar con duende" tiene igual o más que ver con cómo emites y transmites que con lo que dices o tocas. Pero al fin de cuentas, cualquier persona que haya escuchado un discurso político pronunciado con aplomo, seguridad o gracia pero sin "contenido" alguno (o más todavía lo haya podido ver repetidas veces en "youtube") sabe de sobra que se puede no comunicar y aún así facilitar mucha información de hecho y en potencia al mundo.  

No hay comentarios: